• Habilitación de la Nueva Cancha 2 de Rugby

    2 Jul 2015
  • A partir del próximo fin de semana estará habilitada la nueva cancha 2 de Rugby luego del desarrollo de los trabajos de reacondicionamiento del suelo, abovedado del mismo, agregado de tierra, instalación del riego automático por aspersión, resiembra, reconstrucción del cerco perimetral, construcción e instalación de nuevas haches.

    Esta obra también alcanzó el área de pasillo entre las canchas 2 de rugby y hockey, instalando también en esta área el sistema de riego automático.

    Como parte del proyecto se realizó el reacondicionamiento del área comprendido entre la cancha de Rugby y el obrador y se hizo una poda del cerco lindante con el Golf.

     

  • Como fue el desarrollo del proyecto

    El reacondicionamiento del nuevo Campo de rugby en cancha 2 y la mini cancha en pasillo lateral comenzó luego de finalizada la temporada 2014 de Rugby.

    En la primavera se inició el movimiento de suelo para lograr el abovedado del campo. En función de la planimetría realizada se proyectó alcanzar una pendiente del 1% para conseguir la pendiente transversal y así evitar el anegamiento del viejo predio.

    La obra consistió en depositar la tierra excavada en los laterales a lo largo de la vieja cancha en el medioeje longitudinal de los futuros campo de juego. De esta manera se consiguió una pendiente de aproximadamente 30 cm. desde el centro hacia los laterales en cancha 2, logrando el escurrimiento del agua de lluvia y evitando los anegamientos producidos por ser el espacio un terreno bajo y plano. El trabajo se realizó con el uso de motoniveladora, pala de arrastre y retroexcavadora.

    Concluida la primera etapa, se procedió a distribuir sobre la superficie del suelo de muy mala calidad 400 m3 de tierra negra en cancha 2 y 100 m3 en la futura mini cancha, a fin de lograr una vez compactado un perfil mínimo de aproximadamente 5 cm de profundidad. Sobre este perfil se desarrolla la cama de siembra del fututo césped.

    Para fines de noviembre la obra estaba terminada y las lluvias posteriores comenzaron a compactar la base del futuro campo de juego. En enero comenzó a verdear nuevamente la base de bermuda grass existente al momento de la ejecución de la obra.

    La idea original del proyecto contemplaba dotar al mismo de un sistema de riego por aspersión programado en forma remota. Por tanto en febrero comenzó el zanjeo mecánico y posterior tapada para tender las cañería de transporte de agua y conductos para llevar la red de cables para alimentar el sistema automático de riego. Concluido el trabajo, trece electro válvulas aseguran el paso de agua para que los 56 aspersores previstos cubran la totalidad del campo de juego con riego.